traduce

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

El pastel y las técnicas secas - 2) Tipos de Pastel: Primera Parte

El pastel empieza a utilizarse como un medio seco y rápido de aplicar donde el color se agrega al dibujo para potenciar los volúmenes y acercarse un poco más a las cualidades de la pintura, principalmente en géneros como el retrato y la figura humana. // Autores: Antonio García López y José Javier Armiñana Tormo - Universidad de Murcia

TIPOS DE PASTEL. (Primera Parte)
Como ya hemos comentado la pintura al pastel está compuesta de pigmento puro, yeso y cola. La calidad y el tipo de pastel están condicionados por las proporciones de esta mezcla en la pintura; los pasteles de gran calidad no llevan yeso en su composición, ya que se trata prácticamente de una barra de pigmento puro de la mejor calidad posible.

Por esta razón, los colores de la pintura al pastel son limpios, intensos y saturados; con los que permiten al artista realizar bellas obras de gran contraste y luminosidad. Hoy en día no es recomendable fabricarse colores al pastel, dado que existen muchas marcas comerciales que lo distribuyen, además manipular pigmentos en polvo siempre puede ocasionar problemas de salud si no se toman las medidas de seguridad adecuadas.

EL PASTEL AL ÓLEO, GRASO O DE CERAS BLANDAS

-->

Los pasteles al óleo son más parecidos a los crayones de cera que a los pasteles blandos, es decir en la preparación de las barras en lugar de aglutinantes acuosos como la goma de tragacanto, se emplean aceites, jabones, ceras de hidrocarburos o grasa animal. Los pasteles grasos son más flexibles y contienen más cantidad de pigmento que los crayones de cera sin embargo resultan difíciles de manejar a altas temperaturas, y tienden a deshacerse entre los dedos cuando hace calor. La apariencia del pastel al óleo permanece inalterada hasta que se somete a fuente de calor o se diluye con alcohol blanco o trementina (lo disuelve en frío).

Los pasteles pueden ofrecer varias formas, tales como acabados texturados o de raspado, superponiendo colores que posteriormente son eliminados con herramientas que permiten sacar capas de color previas, hasta encontrar el efecto que buscamos.
También se pueden conseguir, mezclas de colores puliendo el color, pero para crear efectos más suaves se puede utilizar trementina.
El comportamiento de los pasteles al óleo es completamente diferente al de los pasteles puros, y se relaciona más con la pintura al óleo. Son útiles para bocetos y apuntes al aire libre, y fáciles de combinar con lavados de acuarela, creando interesante efectos de reservas por repelencia magro-graso.

TIPOS DE BARRAS SECAS.
El pastel comparte con otros tipos de barras, la particularidad de aplicarse siempre en seco. Es decir, que no se hace necesario diluirlo en un medio acuoso para su aplicación. Dentro de los procedimientos en seco, además del la pintura al pastel, podemos nombrar otras técnicas que habitualmente también han sido asociadas más al dibujo que a la pintura. Ahora bien, la intencionalidad del artista ha desarrollado en estos tratamientos, llenos de ricos matices, un verdadero sentido pictórico. A continuación nombramos algunas de las barras secas más empleadas:

CARBONCILLO
El carbón ha venido utilizándose desde que los hombres en las cavernas cubrieron las paredes con dibujos usando palos quemados. Es el medio más simple de conseguir, no deja de ser simplemente madera quemada y procede de una rama generalmente de sauce o de vid y que puede presentar distintos grosores. Estas ramas, sometidas a combustión acaban por ser carbonizadas siendo eficaces para manchar con facilidad cualquier superficie, proporcionando un color negro intenso. Es una técnica muy sucia, pero puede borrarse y difuminarse con facilidad. Se usa sobre todo en las primeras fases de los trabajos y para aprender a dibujar. Esta técnica se puede usar para dibujos más elaborados como hace Jim Dine (1935), pero lo más natural es utilizar la soltura y viveza del carbón, a la manera de los dibujos más libres de Honoré Daumier (1808-1879) o Jean François Millet (1814-1875) que se centraban más en captar la atmósfera, la luz y el color del campo. Edgar Degás (1834-1917) lo utilizaba para subrayar la importancia de la línea y la forma, junto a Henri Matisse (1869-1954) manifiestan su interés por plasmar el movimiento. A pesar de ser uno de los medios más antiguos y rudimentarios que se han utilizado para el dibujo, en nuestros días se fabrica con métodos muy sofisticados, utilizando por lo general, la caña de sauce como materia prima.

Tipos.

  • Carboncillo delgado de sauce.
  • Carboncillo medio de sauce.
  • Carboncillo grueso de sauce.
  • Carboncillo para decorados.
  • Barras de carbón comprimido, se hacen de polvo de carbón comprimido en barras con un medio aglutinante.
  • Carboncillo de vid.
  • Lápiz de carbón, es una barra fina de carbón comprimido recubierta de madera. También existen lápices de carbón hechos de papel enrollado en vez de madera, que son menos sucios y más fáciles de manejar. Su gama va del extra blando 6B 4B, pasando por el medio 2B, hasta llegar a los duros HB y H.


Soportes.
La mayoría de los papeles de buena calidad son apropiados para esta técnica, pero los mejores son suaves y granulosos, porque retienen más el carbón y soportan mejor los borrados y frotados.

Los papeles más lisos constituyen buenas superficies para el carbón comprimido, aunque para garantizar su permanencia es más apropiado hacer uso de fijativos.

Técnica.
El carbón es adecuado tanto para línea como para mancha y es excelente para bocetos previos, por su facilidad de corrección mediante un trapo de algodón. Otra forma de sujetar el carboncillo es paralelo al papel, para crear diferentes gruesos de líneas. Para conseguir efectos tonales podemos hacer uso del difumino. Cuando dibujamos con carboncillo comprimido, los difuminos sirven para espaciar el carbón y crear tonos graduales o mezclados.

Austral Obras Maestras del Hombre y la Naturaleza
Publicar un comentario

Entradas populares