traduce

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Los Impresionistas: PAUL GAUGUIN

La impresionista es una técnica pictórica que consiste en el empleo de pinceladas yuxtapuestas de tonos puros, que forman como una textura de toques de color, relegando el negro al mínimo, o incluso suprimiéndolo. Fuente: Arte y Cartelera

Paul Gauguin (1848-1903) nació en París en 1848. Era hijo de un periodista y de una hispano-peruana, viajó a Perú con tres años y tras la muerte de su padre y su regreso a Francia se alistó en la marina mercante. Cuando se cansó, abandonó el servicio en 1871 y se puso a trabajar con un agente de bolsa. Se casó con una danesa de clase media en 1873, pero doce años después abandonó a su mujer, sus cinco hijos y una vida cómoda para dedicarse enteramente a la pintura.
Había comenzado a dibujar y a pintar al poco de casarse y tenía una colección de cuadros impresionistas, que había ido comprando, que utilizó como punto de partida en sus primeros pasos en la pintura. Entre 1877-8 pintó junto a Pisarro en Pontoise y en 1880 fue invitado por este pintor a participar en la Quinta exposición de los impresionistas, le seguirían las de 1881,1882 y 1886. Mujer en las Olas u Ondina Cleveland Museum of Arts, Cleveland, 1889.

-->

Abandonó a su familia y se fue a Tahití y La Martinica, entre otros lugares. Su estilo impresionista al principio, había evolucionado tras la estancia en Bretaña en los 80 con teóricos como Emile Bernard, Paul Sérusier y Maurice Denis que le convirtió en la figura principal de un movimiento que se orientaba hacia lo simbólico y sintético. Así mismo su contacto con Van Gogh en 1888, hizo que valorase más el color.


“TA MATETE” 1892 Kunstmuseum, Basilea.

El título quiere decir "El Mercado". La obra está inspirada en un fresco egipcio que decoraba un sepulcro tebano de la XVIII dinastía que se encuentra en el Museo Británico y del que Gauguin poseía una fotografía. En aquella época se interesa por las formas hieráticas egipcias. También hay que considerar el
interés como muchos de sus contemporáneos, por los maestros japoneses y por el paisaje. Gauguin se diferencia respecto a otros artistas por el uso de superficies planas de color y por su uso arbitrario sin correspondencia con la realidad.
CROMATISMO. Está resuelto con los colores primarios y secundarios, el blanco y el negro. Así vemos una gran superficie blanca, el pelo de los personajes negro, los vestidos en rojo, amarillo, blanco-azul, gris, prado verde, piedras naranja, troncos de árboles azules y violetas.
TÉCNICA. Óleo sobre lienzo. Las superficies están resueltas de forma prácticamente plana y las formas contorneadas.
COMPOSICIÓN. Las figuras principales están dentro de un rectángulo en perspectiva, por tanto un trapecio en plano, lo que le dota de la sensación de paz, tranquilidad y seguridad que respira la obra. Gauguin quería hacernos sentir la vida tranquila y armoniosa que se respiraba en aquellos lugares. Las líneas quebradas que forman las figuras sentadas, reafirman la idea de estatismo y sobriedad.
RITMO. Hay muchas formas que se repiten como las figuras sentadas de forma egipcia, los troncos de los árboles con la figura de pié de la derecha y las piedras, así como los dos porteadores del fondo.


MUJERES DE TAHITÍ 1891 París Museo d’Orsay

Este cuadro fue realizado al poco de llegar a Papeete, apreciándose dos jóvenes en posturas enfrentadas ensimismadas en sus pensamientos. Una de las jóvenes viste la falda decorada a la moda indígena que llamó tanto la atención al artista. Buscando lo primitivo, Gauguin ha llegado hasta la Polinesia para descubrir esos rostros duros, no exentos de belleza, que pueblan sus lienzos y que aquí contemplamos.

CROMATISMO. Fuerte contraste por complementarios del verde del fondo superior con los rojos de las figuras y sus vestidos dotando a la obra de gran luminosidad. Los amarillos y naranjas del fondo inferior hacen la transición del rojo al verde más suave.

TÉCNICA. Óleo sobre lienzo. Al igual que en el cuadro anterior las superficies están resueltas de forma prácticamente plana con toques de pinceladas largas de otro color superpuestas para dar idea de volumen, y las formas están contorneadas en negro.

COMPOSICIÓN. Tenemos un trapecio que encierra a las dos figuras, por tanto la sensación de paz y tranquilidad se desprende incluso por la expresión de las figuras, y los triángulos que forman cada una de ellas refuerzan la sensación de seguridad y equilibrio.

-->

RITMO. En el vestido de la figura de la izquierda se repiten motivos. En el vestido de la figura de la derecha las pinceladas blancas sobre el vestido rosa producen ritmos verticales en el pecho y curvos envolventes en las rodillas. El fondo verde del cielo y mar es un conjunto de líneas ondulantes horizontales que provoca sensación de movimiento contrastando con la quietud de las figuras.


LA VISIÓN DESPUÉS DEL SERMÓN 1888 National Gallery Edimburgo

Se considera como una de las primeras del estilo simbolista. Fue pintado para una iglesia de la zona pero el párroco la rechazó; en primer plano vemos a una serie de figuras de mujeres bretonas con sus características cofias, en actitud de rezar, mientras al fondo coloca la supuesta visión que tienen las devotas bretonas tras el sermón, donde aparece Jacob luchando con el ángel, siendo esta escena la parte simbólica, aunque el artista represente ambas imágenes de manera simultánea. Gauguin estaba orgulloso de esta pintura y sobre todo de las figuras, "muy rústicas y supersticiosas", como él mismo escribió a Van Gogh.

CROMATISMO. Fuerte contraste del rojo de fondo con los blancos de los gorros de las mujeres y azules y negros. Los colores son puros, sin mezclar. Este cálido cromatismo produce una armonía de contrastes muy exótica.

TÉCNICA. Óleo sobre lienzo. La perspectiva es inusual y por tanto sorprendente. Las formas se resuelven con superficies planas simplificando el volumen que se obtiene con pequeños toques de color en la zona de sombra propia. Las figuras no proyectan sombra alguna. El contorno de las figuras está delimitado, siguiendo un estilo típico de estos momentos llamado "cloisonnisme", inspirado en la realización de esmaltes y de vidrieras, rellenando esos contornos con colores muy vivos.

COMPOSICIÓN. Fundamentalmente resuelta por dos cuadriláteros, uno engarza a las tres mujeres de primer plano y el otro, más pequeño, encierra al ángel y a Jacob. Así se expresa la unidad y estabilidad en este caso dinamizada al ser un trapecio con líneas inclinadas. La línea quebrada en la parte superior produce la idea de estabilidad y sobriedad aunque estén presenciando una pelea, no provoca ninguna tensión.
Las figuras están relajadas y las de la izquierda ausentes. El centro de interés está en la mujer de espaldas que gira la cabeza mirando a la derecha.

La figura de la esquina inferior izquierda inscrita en un triángulo rectángulo transmite seguridad.

RITMO. se produce un ritmo compositivo al repetir el cuadrilátero pero además tenemos las líneas ondulantes del tronco del árbol, así como la línea que pasa por el cuello de las mujeres de primer plano de espaldas.




Y EL ORO DE SUS CUERPOS 1901 Louvre

Aunque su delicado estado de salud, en esta época, le obliga a trabajar poco, esto no impide que su genio continúe creando, resultando ésta una de sus obras más llamativas. En ella aparecen dos tahitianas desnudas, con la mirada fija hacia el espectador, en una actitud muy provocativa.
El fondo es un paisaje esquemático y sin profundidad que más parece un decorado teatral. Aquí el artista parece que está iniciando una esquematización de las figuras que anticipa quizás el cubismo de Picasso, como podemos ver en el brazo de la muchacha de la derecha o en la mano de la de la izquierda.
CROMATISMO. cuatro superficies con cuatro colores: verde, azul, naranja y gama de marrones.

TÉCNICA. Óleo sobre lienzo. Pinceladas largas en sentido vertical dan como resultado superficies casi planas, modulando solo el distanciamiento de las pinceladas entre si. Contorneado en negro de las figuras.

COMPOSICIÓN. Un trapecio con dos ángulos casi rectos encajan a las dos figuras, vuelven a transmitirnos unidad y seguridad, paz y tranquilidad que Gauguin se afanaba en comunicarnos.

RITMO. Los ángulos agudos formados por las piernas de la figura de la izquierda iguales y opuesto. los ángulos formados por los brazos izquierdos de las dos mujeres son también iguales y opuestos.

Austral Obras Maestras del Hombre y la Naturaleza
Publicar un comentario

Entradas populares