traduce

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Los Impresionistas: DEGAS

La impresionista es una técnica pictórica que consiste en el empleo de pinceladas yuxtapuestas de tonos puros, que forman como una textura de toques de color, relegando el negro al mínimo, o incluso suprimiéndolo. Fuente: Arte y Cartelera

Edgar Hilaire Degas nace el 19 de julio de 1834, hijo del banquero Pierre-Auguste-Hyacinthe De Gas y de Célestine Musson. Degas realiza en principio muchas copias de los primitivos que se conservan en el Louvre. Con Louis Lamothe y Frandrin despertará su entusiasmo por Ingres y el dibujo que ya no le abandonará en toda su vida. En sus primeros años Degas es un pintor que respeta a los clásicos y realiza obras de carácter histórico actualizadas, con personajes del
momento, introduciendo una visión personal. Hacia 1865 empieza a introducir en su pintura un cambio progresivo hacia un naturalismo no exento de una visión original y testimonial del mundo de su tiempo. Entonces pinta escenas de caballos en las carreras y gente trabajando. Después comienza a frecuentar el ballet de la Ópera y así saldrán maravillosas y originales obras junto con las dedicadas a la mujer haciendo sus cosas en la intimidad, que sin duda han sido las que le consagraron universalmente. Fallece en 1917.


BAILARINA FRENTE A UNA VENTANA 1877-1879

Pintura resuelta al óleo con la técnica de situar los colores más luminosos encima de los oscuros.
El centro de mayor atracción está situado junto encima de la cabeza de la bailarina con unos toques amarillos encima de los blancos, lo que lleva ha realizar un recorrido visual en el óvalo que envuelve la cabeza formado por los brazos y el pecho. Como se puede observar la pincelada es amplia y decidida, especialmente en el vestido de la bailarina así como en las zonas más luminosas. La composición está resuelta principalmente con varios óvalos, que definen la sensación de delicada tranquilidad femenina. Para darle variedad a la composición se combina con líneas verticales de las ventanas y las cortinas que dan sensación de exaltación y ascensión. Las líneas inclinadas de las piernas confieren dinamismo, justo a los elementos que más
importan en el baile. La figura está situada en la vertical izquierda de la sección áurea pasando la línea por el talón de su pié derecho.
El color predominante es una gama de grises con matices azules, verdes, amarillos y rojizos. Los únicos colores que destacan son los azules de las cortinas y el rojo del adorno del vestido. Indiquemos aquí que trabajar en una gama de grises no suele ser tarea fácil y destacaremos que aunque el vestido tiene pocos toques de color blanco, por no decir ninguno, no cabe duda de que el vestido es de color blanco.

-->

BAILARINA SALUDANDO 1876-1877
Aquí nos encontramos con una obra resuelta al pastel, con un punto de vista insólito: visto desde arriba, desde un palco. El escorzo de la bailarina es fantástico. El centro de interés está situado en la barbilla y cuello de la bailarina, obligándonos a seguir por el brazo izquierdo, siguiendo hasta
la esquina superior derecha, bajando por la curva del decorado, siguiendo la cabeza y bajando hasta el pie derecho del personaje. La pintura está resuelta, como la anterior con trazo amplio, vigoroso y con decisión, pero aquí toda la luz está en la bailarina, todo lo demás está sin definir.


La composición se resuelve mediante un óvalo creado con el vestido y una amplia curva que es medio óvalo que se sale del cuadro, que definen la sensación de delicada tranquilidad femenina y un suave dinamismo.
Otras curvas suaves las forman los brazos y cabeza con tronco y pierna, lo que nos da idea de espacio, acción, suave vitalidad y continuidad, tal como corresponde a la danza. Curiosamente, la bailarina, está situada muy cerca de la sección áurea aunque no está en la vertical exacta. Un pequeño error de apreciación. Tenemos una armonía de amarillos y ocres intensos con azules suaves y una amplia zona de grises rojizos, donde están representados los tres primarios. El vestido es una gama de grises combinando amarillos con violáceos y azules, dejando los niveles más intensos para el adorno con rojos, naranjas y amarillos.

LE TUB 1885-1886


Esta obra está resuelta al pastel con largos trazos, superponiendo colores, poniendo los oscuros debajo. La luz que inunda el desnudo en espalda y contorno izquierdo de los brazos, definen el volumen de las formas, dando como centro de interés justo en la zona lumbar y dirigiendo la mirada desde la esquina inferior izquierda, a través del paño o toalla que hay en el suelo y que rodea a la tina. Desde el punto de vista compositivo, se forman varios óvalos, que definen la sensación de delicada tranquilidad femenina. El triángulo rectángulo inclinado le da dinamismo y cierta inestabilidad hábilmente compensada con las zonas oscuras de la sombra izquierda de la tina y de la parte superior izquierda del cuadro. De esta forma se equilibran también los pesos tonales.
Cromáticamente hablando están perfectamente equilibrados los rojos, azules y amarillos, con toques verdes, violáceos y naranjas, entrelazados, creando una sinfonía de primarios y secundarios realmente delicioso, lo que redunda en la sensación de delicadeza femenina.



DOS PLANCHADORAS 1886


Esta obra está resuelta al óleo de una forma muy particular, dando de fondo un color rojizo, como siena tostada y luego restregando por zonas colores claros, muy luminosos que permiten ver el fondo, lo que da una sensación multicolor muy brillante. La expresión de cansancio queda perfectamente reflejada en el gesto.

La composición está formada por tres grandes triángulos contrapuestos para totalizar el casi cuadrado.


El triángulo inferior y el superior están resueltos de la misma forma y color prácticamente, quedando las figuras atrapadas entre ellos en el tercer triángulo y central lo que da la sensación de opresión y dinamismo. Las líneas rítmicas, marcadas en rojo, son curvas sinuosas que le dan
dinamismo y voluptuosidad. Algunas rectas verticales compensan un poco tanta curva, dando la sensación de permanencia: A pesar del cansancio permanecen planchando. El semicírculo que envuelve a las dos figuras les da una gran voluptuosidad. Las dos mujeres tienen el mismo color de cabello y parece que el mismo peinado, así como semejantes formas, lo que hace suponer que se trata de la misma modelo en diferente pose y diferente blusa, pues hasta la falda parece la misma con diferencias solo en la tonalidad. El centro de interés es la cabeza de la mujer que bosteza, la cual está más definida y matizada que la otra, con los contornos más marcados, incluso con trazos oscuros. Estimamos que está suficientemente claro como mediante la composición se manifiesta el significado de la obra. El artista logra transmitir las sensaciones que el percibe utilizando los elementos compositivos adecuados y aplicando las leyes de la composición, no importando si las conoce por estudio o por intuición.


Austral Obras Maestras del Hombre y la Naturaleza
Publicar un comentario

Entradas populares