traduce

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Historia del Tango Argentino

El tango es el fenómeno cultural más representativo de la zona del Río de la Plata, este abarca un estilo musical, una danza y una poética. Tiene un carácter mayormente urbano, ya que fue en tres ciudades sudamericanas donde mayor producción tuvo; estas ciudades fueron Buenos Aires principalmente, Montevideo y Rosario; pero en sus inicios también tenia cierto carácter rural. // Autor: Nahuel Pietrafesa - Fuente www.monografias.com

Este conjunto de baile, música y poesía, actualmente goza de reconocimiento mundial, pero no fue así desde siempre, ya que tuvo que atravesar por un largo periodo y cambiar de diferentes formas para lograr ser aceptado de manera global.
También tiene se encuentra fuertemente ligado a algunos elementos que van más allá de lo artístico, tales son los casos del lenguaje lunfardo, los lugares como cabarets, prostibulos y "bulines" y personajes como los guapos y los compadritos.
La siguiente es una investigación que trata acerca de la historia de esta manifestación artística, de su etimología, de sus inicios en los arrabales de las ciudades portuarias de Argentina y Uruguay, del rechazo por las altas sociedades rioplatenses y de su posterior aceptación debida a su triunfo en Europa, de sus formaciones musicales como las Orquestas Típicas y los tríos, de su baile, de sus personajes emblemáticos, de su época de oro, de su decadencia, su transformación, etc.

El origen de la palabra "Tango"
La palabra tango tiene un origen anterior al baile y a la música así llamada. Depende del tiempo y lugar en el que la palabra se encuentre empleada, puede variar su significado, ya que en diferentes idiomas, países y épocas, la palabra tango se ve usada con diferentes significados.
Hacia 1803 en el diccionario de la Real Academia Española figuraba la como una variante de tángana, un elemento usado en un juego llamado chito.

"Chito:
3. m. Juego que consiste en arrojar tejos o discos de hierro contra un pequeño cilindro de madera, llamado tango, tanga o tángana, sobre el que se han colocado las monedas apostadas por los jugadores. El jugador que logra derribar la tángana se lleva todas las monedas que han quedado más cerca del tejo que de la tángana. Los siguientes arrojan su tejo y ganan las monedas que se hallen más cerca de él que de la tángana."
Joan Corominas en su Diccionario etimológico registra la palabra como utilizada desde 1836 y da la siguiente definición:
"Tango:

-->

(Baile argentino). Aparece primeramente fuera de América como nombre de una danza de la isla de Hierro y en otras partes de América con el sentido de reunión de negros para bailar al son de un tambor, y como nombre del tambor mismo. Este y otros análogos constituirán el sentido primitivo; es probable que se trate de una voz onomatopéyica (...)."

En todos los países esclavistas, el lugar de reunión de los esclavos era llamado tango, y así se nombró Buenos Aires a los lugares o casas de los barrios donde, a comienzos del siglo XIX, los negros se encontraban para bailar, también el negrero llamaba "tango" al lugar donde se juntaban los esclavos, tanto en África como en América.

Algunos investigadores sostienen que la voz tango es de origen africano. Su significado en África es variado, una de las hipótesis es que era una voz onomatopéyica para nombrar a un instrumento de percusión, otra es que significaba "lugar cerrado", "coto" o "circulo", -
El Diccionario de la Real Academia Española continuo con la misma acepción de tango en sus dos ediciones posteriores de 1869 y 1884; pero ya para la edición de 1899 se agrega una nueva entrada para tango:

"Fiesta y baile de negros o de gente del pueblo de América", y también "música para este baile".

Por otra parte el ensayista uruguayo Daniel Vidart opina que "tango" deriva de tangir, tañer o tocar un instrumento. También el musicólogo Carlos Vega agrega que "ya en México en el siglo XVIII existía una danza de pareja suelta o individual denominada tango"

En su edición de 1925, la Real Academia agrega por fin una acepción referida al tango argentino: "Baile de sociedad importado de América en los primero años de este siglo". Hay dos acepciones más: la cuarta, "música para este baile"; la ultima es un instrumento hondureño de percusión.

La edición de 1956 incorpora una nueva acepción: "Copla que se canta al son de esta música" .

En el año 1970, el "Suplemento" incorpora la voz "tanguista": "(De tango) f. Bailarina profesional contratada para un espectáculo".
Solo en la edición de 1984, la definición es más completa:
Tango: (Vos americana) m. Fiesta y baile de negros o de gente de pueblo en algunos países de América. // 2. Baile argentino, difundido internacionalmente, de pareja enlazada, forma musical binaria y compás de cuatro por cuatro. //
3. Música de este baile y letra con que se canta. // 4. Hond. Instrumento músico que usan los indígenas.

A esta definición le debería ser corregido que salvo excepciones, el compás del tango ya no es de dos por cuatro sino que desde la época del veinte es de cuatro por ocho, y que Ástor Piazzolla usaba para sus composiciones el compás de cuatro por cuatro.

Origen musical
La música del tango es el resultante de una fusión de ritmos musicales provenientes de distintos lugares, algunos traídos por la inmigración proveniente de África, América Central y Europa, que vivía en los conventillos rioplatenses hacia mediados del siglo XIX y otros ritmos de origen criollo.

Se estima que el afianzamiento del genero duro un lapso de alrededor de cuarenta años, en el cual se fusionaron ritmos musicales diversos como por ejemplo el candombe, la payada, la milonga, la habanera, la polca, el vals, la guajira flamenca y la cubana, el fandango, el fandanguillo, etc.

El tango tubo su origen, tanto en Argentina, como en La Banda Oriental. Las tres ciudades que más participaron en la creación del tango fueron Buenos Aires, Montevideo y Rosario

Los primeros conjuntos de tango eran compuestos por dúos, tríos u orquestas pequeñas que eran formadas improvisadamente, cuyos músicos interpretaban generalmente flautas y arpas, muy poco tiempo después se les agregó el violín y en ocasiones podían también haber instrumentos de percusión de origen africano, u otros instrumentos de diferente clase como por ejemplo el mandolín, la armónica, el acordeón, la trompeta, la corneta y hasta un peine usado como un instrumento de viento en el cual mediaba un papel para fumar y una persona que soplaba por el peine y marcaba el ritmo, en ciertos lugares cerrados se contaba con la presencia del piano solista y en otros se utilizó después el organito. Con el tiempo la guitarra fue reemplazando al arpa, y la formación musical más clásica para el tango en sus primeras épocas acabó siendo un trío compuesto por una flauta, una guitarra y un violín. Este modelo de formación clásica para interpretar tango duro varios años hasta ya entrado el siglo XX, en el cual se reemplazo la flauta por el bandoneón recién llegado de Alemania al Río de la Plata, y se incorporo también el piano a la formación.


Los tanguistas de aquellas épocas eran músicos de un perfil más bien anónimo, pocos nombres fueron reconocidos en ese entonces. Más tarde vendrían los más aplaudidos solistas.
-->
Durante las dos primeras décadas, los posibles tríos u orquestitas, tuvieron una constitución anárquica. Los instrumentos se acoplaban como podían. No habían instrumentos distintivos para la nueva música y no había un timbre característico en el conjunto. Hasta que el instrumento protagonista del tango primitivo acabo siendo el violín, que era el que podía poner mayor sentimentalismo. La flauta podía alguna vez insinuar un poco de melancolía, pero casi siempre tendía a ser juguetona con sus "fiorituras". Los instrumentos de cuerdas pulsadas como las arpas, las guitarras o los mandolines definían la parte rítmica.

Los primeros músicos de tango eran analfabetos musicales, solo tocaban lo que sentían, casi unánimemente ejecutaban meras improvisaciones. Solo en algunos casos los ejecutantes podían repetir algunas melodías que su buen oído les permitía memorizar. A estos se les exigía tangos, pero el repertorio era muy pequeño aun y los pocos tangos que podían retener eran repetidos hasta el cansancio, modificándolos, aplicándole variaciones a su antojo y combinando de distintas maneras las diferentes partes, de las que se fueron acostumbrando a tres temas por cada composición, que a su vez podían repetirse dos o más veces. Por eso no hay pentagramas, ni registros de los primeros tangos que fueron compuestos. Esto fue de provecho para algunas personas que si sabían leer y escribir música, para que se adueñaran de composiciones ajenas y las pusieran a su nombre para ganar dinero.

Elementos como el organito y la corneta ayudaron a que el tango se propagara y se aceptara poco a poco; El organito o piano mecánico, que a fines del siglo XIX se había hecho muy popular en Buenos Aires sobre todo porque algunos por su tamaño permitían que se les pueda transportar y llevar colgados en el cuello (los más pequeños), insertos en carritos con ruedas los cuales eran empujados por los organilleros, o en carros tirados por caballos. Gracias a su facilidad de transporte los pianos mecánicos tuvieron como escenario principal las calles de la ciudad de Buenos Aires, los organilleros eran convocados muy frecuentemente a los conventillos, peringundines, prostíbulos, plazas o casas de familia de la ciudad. En estos instrumentos se interpretaba música de toda clase, generalmente la que más gustaba a la gente de esa época y dentro de las músicas interpretadas por estos estaba el tango. Las cornetas de los tranvías también ayudaron a la propagación del tango, ya que con pocas notas anunciaban su paso con breves trozos de los tangos más populares.
El tango tubo su origen como una música instrumental, que era solamente para ser bailada, por lo que era muy poco propensa a ser acompañada por la voz. El tango cantado comenzó a interpretarse a partir de la década de 1850, casi siempre solista, eventualmente a dúo, sin coro, pero manteniendo de manera bastante marcada la separación entre tangos instrumentales y tangos cantados.

El tango "El Queco" fue el primer tango documentado y de difusión popular, que según algunos estudiosos "queco" era una manera de llamar al prostíbulo. Se afirma que este ya era cantado por las tropas porteñas del general Arredondo, durante los días de la sublevación del general Bartolomé Mitre, después de las elecciones de 1874 que dieron la presidencia a Nicolás Avellaneda. El investigador Roberto Selles sostiene que "El Queco" no es otra cosa que un tango andaluz, cuyo titulo originario seria "Quico" y al cual se le cambio la letra.

Siguientes a este tango fueron: Señora Casera, Al Salir los Nazarenos, Andáte a la Recoleta, Dame la Lata, Bartolo, Señor Comisario, El Palmar, y muchos otros cuyo nombre original se perdieron o fueron adecentados como Sacudíme la Persiana, Cobráte y Dame el Vuelto, La Cara de la Luna, El Choclo, Cara Sucia, Tierrita, etc, porque en la década del 30" las dictaduras militares prohibieron los títulos y letras con contenido grosero. No hay ninguna garantía de que estas melodías no hubiesen nacido primeramente sin título y bautizadas más tarde por sus recopiladores. Puede suponerse que los primeros tangos en general, no tenían titulo, pero que sí lo tomaron algunos de las letras que se le adaptaban.

Los más antiguos compositores de tango de los que se tienen conocimiento son de los últimos años del siglo XIX y los primeros del siglo XX. El Museo de la Partitura Histórica en la ciudad de Rosario guarda el primer tango registrado como tal, titulado "La canguela" de 1889.
El tango comenzó siendo una música instrumental, hecha para acompañar el baile los primeros cantantes destacados de tango comenzaron a aparecer en los primeros años del siglo XX, por ejemplo Ángel Villoldo.

En las décadas finales del siglo XIX llegó al Río de la Plata el bandoneón, un instrumento de origen alemán que hasta ese momento no era muy usado. Hay diferentes teorías acerca de cuando, por quién y desde donde fue traído el primer bandoneón al suelo rioplatense, entre las cuales están por ejemplo la teoría que dice que fue traído en 1870 por una persona conocida como Bartolo el brasilero, quien trajo un bandoneón de 32 voces, es decir uno de los bandoneones más primitivos y de pequeño tamaño, pues al poco tiempo ya se fabricaban modelos de más voces, que rápidamente fueron aumentando a medida que lo exigía la maestría de los ejecutantes; Otra dice que fue traído aproximadamente en 1884 por un marinero ingles o irlandés llamado Thomas Moore; Existen también otras teorías que dan fechas anteriores, por ejemplo las de los bandoneonístas Domingo Santa Cruz y Juan Maglio, quienes supuestamente tocaban el bandoneón cerca de mitad de siglo XIX.


El bandoneón fue un instrumento que se popularizo mucho en el ambiente del tango, reemplazando a la flauta primero y luego convirtiéndose en el instrumento que simbolizaría al tango durante las décadas posteriores y en todo el mundo. Aunque esta popularización no fue de manera inmediata, al principio se tocaban con bandoneones valses, polcas y otros géneros y tal vez milongas. A Sebastián Ramos Mejía, un conductor de tranvías a caballo, se le atribuye el ser el primero en interpretar los primitivos tangos en bandoneón, lo que le dio fama en las terminales de su línea, cafés, bodegones y fiestas familiares, con lo que ganaba algo de dinero.

Las letras tangueras
En cuanto a su temática y formas de ser escritas, las letras de tango pueden ser divididas en dos épocas: la primera época fue durante las ultimas décadas del siglo XIX y la segunda del siglo XX en adelante.

Las letras de los primeros tangos comenzaron siendo las de los tangos andaluces que se fueron acriollando.
-->
Muchos tangos criollos eran versificados, otros nacían del pueblo, narrando algún acontecimiento de la actualidad, estas eran características propias del tango andaluz. En ese entonces los cantores de tango no eran profesionales y las letras que cantaban eran picarescas y hasta groseras destinadas a escandalizar a la alta sociedad porteña.

Ya en los primeros años del siglo XX surgieron los letristas profesionales. El primer ejemplo de estos fue Ángel Villodo, quien escribía sobre temas como el ambiente prostibulario y el campestre, y sus letras tuvieron influencia del tango andaluz.

El tango tiene una amplia variedad de temáticas entre las cuales hay algunas que se destacan como por ejemplo:
La mujer: es una de las temáticas más comunes del tango. Se dice que el tango es machista, porque en sus letras las mujeres siempre son tratadas de malas y traicioneras, esto es un error ya que hay muchas letras de tango en las cuales se habla de la mujer como lo más puro y sagrado de la tierra, tales son los casos de "Tesorito" de Juan Andrés Caruso y Adolfo R. Avilés, y "Corazoncito" de Rafael Rossi. Dentro de esta temática se habla de varios tipos de mujeres, la que se ama y se valora, la que se fue y abandono al personaje, la que lamentablemente a muerto, la que logro escalar en su vida, la que fue mala y traicionera, etc.

El campo: el tango tiene una gran vinculación con el campo, ya desde sus inicios, al identificarse en sus principios mas con el criollo que con el ciudadano en sí, uno de los temas que refleja es justamente el campo. Con el correr de los años la temática se fue desgastando y el folklore pasa a ser la música por excelencia que identifico al campo.

El fútbol: es el deporte más popular y una de las pasiones más grande tanto en Argentina como en Uruguay, los dos países que hicieron al tango, por eso no es extraño que haya muchos tangos que hablen de fútbol. Las composiciones son dedicadas a clubes, jugadores, o a imaginarios personajes del mundo del deporte. Cantan sobre su propio fanatismo o idealizan a quienes le dedican las canciones.
El tango: aprovechando el éxito de este en Europa, muchos compositores dedicaron sus letras al tango, pero no todas estas letras hablaban del tango en París, también los hubo del tango porteño por ejemplo.

El barrio: es el tema más común en las letras del tango. Es algo a lo que se le canta con mucho afecto, ya que esta relacionado con los aspectos más importantes de la vida del hombre de tango: el sentimentalismo, la sensiblería, las amistades, los amores, el lugar donde han nacido y/o se han criado, donde pasaron su vida, etc. Hay casos en que se habla del regreso al barrio natal y el poeta tanguero encuentra a su barrio cambiado para peor.

El turf: una de las principales pasiones del tanguero, en especial la del tanguero argentino y más específicamente del porteño, fue el turf. Es otra pasión compartida como en la del caso del fútbol. En las letras se hablan de caballos, apuestas, jockeys, etc.
El humor: se escribieron muchos tangos alegres y con sentido del humor, a pesar de que el tango este marcado como una música triste. Estos tango solían burlarse de ciertas situaciones o personajes, como por ejemplo el individuo que pretende figurar a cualquier precio, al cargoso, al aprovechador, al "vivo", etc.

El bulín: tiene una vital importancia dentro de la vida del protagonista del tango. En este lugar el tanguero canta, toma mate, sueña, esta junto a una mujer (quien casi siempre abandona dicho cuarto en busca de una mejor vida), etc. Es una palabra del lunfardo que hace referencia a una pieza de soltero, en la cual se efectivizan relaciones amorosas furtivas, y hasta ilegales.
El carnaval: fue una temática de hace muchos años atrás, cuando los bailes juntaban mucha gente y los tangos solo se aceptaban masivamente únicamente cuando se tocaba en estas fiestas. En los carnavales había mucha gente deseosa de bailar y celebrar, y esto se reflejaba en algunas letras de tango.

La cárcel: es otra de las más comunes temáticas del tango, en estas se habla de que el hecho de ir preso causa vergüenza, deprime, hace perder las amistades, destruye familias y trae disgustos a los padres, sin embargo no es visto como algo negativo, si no que "la cárcel para el hombre no hace mal".

El alcohol: se relaciona mucho con el tango, en muchas de las historias relatadas por sus canciones hablan del uso del alcohol para olvidar penas. El personaje intenta mitigar su tristeza (la cual generalmente es ocasionada por el desengaño amoroso), tomando alcohol hasta emborrachase.

La patria: siempre estuvieron presentes los tangos patrióticos. Desde las primeras las primeras épocas, ya había letras que hablaban sobre la tierra natal o de adopción, engrandeciendo y enalteciendo a la patria.

La Religión: siempre fue un tema tratado con dignidad y respeto. Muchas veces se ve relacionada la fe y amor. Siempre fue la religión de iglesia católica la que estuvo presente en las letras del tango, se hablaba en general de la virgen Maria y los santos, pero también de Dios y Jesucristo.

La Muerte: es un tema muy común en todos los estilos poéticos y por eso esta también presente en muchas de las letras escritas por los poetas tangueros. También se relaciona con otras temáticas tangueras, como por ejemplo los amores, las amistades, la familia, la cárcel y el alcohol, porque se habla a veces de la muerte de un ser querido del personaje, o de la muerte de un personaje en una determinada situación.
-->
El Cabaret: en el ambiente del cabaret, hacia la década de 1920, el tango era la música que más se escuchaba por sobre otras músicas, esto hizo que sugiera una temática que se hablara del cabaret y de las noches en estos lugares, pero esto también hizo que entrara en decadencia la producción de algunas letras. Sin embargo el cabaret fue un lugar muy importante para el tango, allí creció, se desarrollo y se innovó.
El Coraje: era la cualidad principal del guapo, un personaje muy destacado en el ambiente del tango, pero también de malevos, y los personajes del submundo del tango. En estas letras se exalta el coraje y se dignifica y homenajea a las personas que lo poseen.
La poesía del tango es una "poesía lunfarda", llamada así por un lenguaje muy utilizado en el ambiente del tango y de la gente del arrabal. El lunfardo comenzó como un lenguaje que los presidiarios utilizaban para que los guardias no los entendieran, a fines del siglo XIX. Muchas de sus expresiones llegaron con los inmigrantes europeos y africanos, y se mezclaron con el cocoliche, un lenguaje parecido al lunfardo del cual derivan varias palabras, y con el lenguaje gauchesco. También el lunfardo tiene la característica de tener varias palabras pronunciadas mezclando sus silabas.

El tango utilizó mucho el lenguaje lunfardo para hacer sus letras y poesías, ya que era parte del lenguaje que hablaban naturalmente sus letristas y es una característica propia de este.


El origen del baile
Todavía esta en discusión el lugar exacto en el que el tango como baile tuvo su origen. Al igual que sucede con la música se discute si tuvo su origen en Argentina o en Uruguay. En Argentina la hipótesis con más fuerza es la que dice que el tango nació en los arrabales de Buenos Aires, y más particularmente en Caminito, en el barrio de La Boca. Se dice que allí, la coreografía tanguera nació de forma espontánea, en burla a los negros que bailaban candombe. Se dice también que en un principio el tango era bailado solo por hombre, que esperaban en las puertas de los prostibulos y acompañados con la música se ponían a bailar.

El ensayista uruguayo Daniel Vidart opina acerca de esta hipótesis diciendo: "Es mentira, es error, es novelería de intelectuales friolentos que recién descubren el tango y se quieren calentar la sangre con su rescoldo, decir que el tango fue bailado por hombres solos en su comienzo. El baile en parejas de hombre y mujer es un simulacro de acoplamiento en las sociedades primitivas y lo sigue siendo hoy, a pesar de todas las fiorituras interpuestas por el salón entre la coreografía y el sexo. El tango como antes la milonga, y antes todavía la danza, se bailó siempre en pareja de macho y hembra. Cuando bailaban dos hombres juntos era para aprender pasos difíciles por sencillas razones pedagógicas. Y nada más. Buscar otras motivaciones seria tonto, sino grotesco." A pesar de la objeción de este autor, hay que decir que la hipótesis anterior no está errada, porque aunque parezca absurdo, en tanto danza de parejas, el tango comenzó siendo bailado entre hombres. Al principio se bailaba separados, como en los candombes; más tarde se comparte y se trasforma un baile de pareja enlazada. Ya Evaristo Carriego, poeta de Buenos Aires, lo testifica, alrededor de 1906, en su poema El alma del suburbio:
"En la calle la buena gente derrocha
sus guarangos decires más lisonjeros,
porque al compás de un tango que es "La morocha"
lucen ágiles cortes dos orilleros."


En este poema Carriego no describe a un hombre y a una mujer bailando, sino a dos hombres. Además las pruebas testimoniales y fotográficas de compadritos bailando son numerosas.

También existe una teoría que dice que el tango comenzó a bailarse de manera individual, por gauchos y compadrito, quienes bailaban en una esquina, y demostraban a sus amigos, o a las mujeres que querían conquistar, sus habilidades para el corte y la quebrada.

El bailarín le proponía a los músicos intuitivos de entonces, intérpretes generalmente de guitarra, flauta y violín, la intensidad del ritmo con una exhibición cambiante de figuras que iban creando sobre la marcha: el corte, la quebrada, la corrida, el ocho, la media luna, etc. Ellos fueron los inventores de la danza.

El orgullo de saber bailar era característico del orillero que se preciaba de tal. Mostrarse "patadura" podía resultar muy negativo para el prestigio viril.

Cuando el tango comenzó a ser bailado entre hombres y mujeres, fue prohibido por incitación a la lujuria, la gente se vio obligada a bailarlo en lugares ocultos hasta principios del siglo XX. Era concebido como "vulgar" por los estratos más conservadores, marginado socialmente por buscar la sensualidad y el placer.

El musicólogo Néstor Ortiz Oderigo ha puntualizado que en sus inicios coreográficos el tango no se ejecutaba con pareja enlazada, sino que era una danza pélvica, donde una mujer y un hombre se enfrentaban para trazar diversos movimientos, mímica, figuras y mudanzas, con directa influencia del candombe.

Diferente es la opinión de Carlos Vega, para quien las figuras del tango reconocen influencia distinta en sus orígenes: "Coreográficamente, el tango es un hallazgo. Los creadores porteños, que no se resignaron a perpetuar anodinas caminatas y vueltas conversadas en que cayeron todas las danzas de enlace, habían ensayado innovaciones en la ejecución de esas mismas danzas de salón. En la milonga y hasta en la cuadrilla".

Lo cierto es que a mediados de la década del noventa ya el tango ha alcanzado su propia coreografía, la que se afirma en los primeros años del siglo XX.

El baile tanguero está construido sobre tres componentes básicos: el abrazo, un estilo lento de caminar y la improvisación. Pero por sobre todas las cosas el tango debe ser bailado como un lenguaje corporal a través del cual se transmiten emociones personales a la pareja. No hay ninguna otra danza que conecte más íntimamente a dos personas, tanto emocional como físicamente.

Se dice que el tango se baila "escuchando el cuerpo del otro". Para eso es muy importante tanto el abrazo apretado de la pareja mirando hacia el mismo lado (la mujer hacia la derecha y el hombre hacia la izquierda), como caminar apoyado sobre la planta delantera de los pies. Esto es lo que hace que el tango sea una danza tan sensual.

En el tango la pareja debe realizar figuras, pausas y movimientos improvisados, llamados cortes, quebradas y firuletes, diferentes para cada uno de ellos, sin soltarse. Es el abrazo lo que hace complicado combinar en una sola coreografía las improvisaciones de ambos.
Ya entrado el siglo XX el tango triunfó en clubes nocturnos de París, donde apareció, por primera vez, en 1910, y en otros países latinoamericanos (especialmente Colombia, México y Centroamérica) y luego en Nueva York, a donde lo introdujeron bailarines de las clases altas que por esnobismo solían frecuentar los sitios en donde se practicaba en Buenos Aires. El tango comenzó a bailarse entonces en locales nocturnos de sus ciudades de nacimiento y rápidamente pasó a salones populares. Hasta mediados del siglo XX, se bailaba indistintamente en cavares de lujo y en las llamadas milongas, que eran pistas habilitadas en clubes barriales y suburbanos de Buenos Aires, Rosario y Montevideo.

Se distingue actualmente entre el tango de escenario y el tango de salón, o de pista. Este último es el que bailan los tangueros no profesionales.

El rechazo y la posterior aceptación social
Por ser originario de los lugares más pobres del Río de la Plata, por tener letras atrevidas y hasta groseras y por tener un baile considerado atrevido, obsceno y amoral, el tango causaba el rechazo de la alta sociedad, esta tenía prohibido escuchar o bailar esta música, sin embargo algunas de personas se sentían atraídas por el tango y bajaban a los suburbios a disfrutar del tango. También gracias a su melodía y a la recién surgida pequeña y baja clase media, el tango logró incursionar en escalas sociales más altas. Con esto la música se fue complejizando y las letras fueron refinándose, y cambiándose las letras picarescas por una poética nueva.

Por otra parte, en Europa en general y particularmente en Francia en el periodo que abarca los años desde 1890 hasta 1914 aproximadamente, existía lo que se llamaba "la bella época" (le belle époque, en francés), en el que la gente de clase alta se distinguió por el alto estándar de vida y el desenfreno, que los llevó a hacer cosas fuera de los limites marcados por su clase social y hasta al consumo de drogas. En esa época la ciudad francesa de París era visto en todo el mundo como sinónimo de buen gusto y refinamiento social y en Argentina la clase rica se vio obligada a visitar o vivir en París para alcanzar el refinamiento, la belleza la cultura y la distinción deseada. Pero para sorpresa de los ricos argentinos, los franceses que llevaban una vida social y nocturna agitada, aceptaban el tango sin problemas en sus mejores salones familiares y lugares sociales más respetables, mientras que ellos lo despreciaban por ser perteneciente a la clase baja.

Hacia 1902 había en París alrededor de cien academias de baile que enseñaban a bailar tango entre otros estilos de baile. Y en Buenos Aires paulatinamente las milongas (lugares donde se juntaba la gente para bailar tango) fueron saliendo de los barrios más pobres e instalándose en los barrios urbanizados desde las afueras hacia el centro.

Ya para 1912 el tango se había convertido en una música y baile muy popular en París, y entonces llegaron a la ciudad muchos argentinos dispuestos a ser maestros de baile, entre los cuales estuvieron Alfredo Gobbi, Ángel Villoldo y Enrique Saborido quien se destacó ampliamente.

Al principio en Buenos Aires, se argumentó que en París se aceptaba el tango porque los franceses desconocían de que ambiente social provenía, y los personajes que le dieron origen. Pero sin embargo gusto parisino por el tango llamó tanto la atención de la clase alta argentina que paseaba por la ciudad, y que en su regreso a Argentina se vieron dispuestos a valorar de una manera más positiva al tango.
Sin embargo existe una teoría que desmiente parte de esta historia, diciendo que el tango no era tan discriminado en su primera época. Sirven como argumentos de esta teoría los hechos de que:
En el año 1902 y en los años posteriores, el Teatro Opera organizó bailes con tangos, y este lugar no era precisamente de los lugares a los que concurría la gente de los arrabales, sino que era el lugar al que generalmente iba la gente de la clase alta. Un disco tenía un valor de entre $2,50 y $5. El gramófono de entre $150 y $300, las partituras de entre $1 y $3. Por ejemplo el salario de un vigilante en esa época era de $70, lo que demuestra que los consumidores eran de la gente pudiente, además eran quienes tenían piano en sus casas para tocar las partituras.
-->
Comienzos de la orquesta típica y cambios en el tango (1910 - 1940)
Ya para 1910 surge una nueva generación de tangos, ya era el bandoneón el principal instrumento de la formación de tango y se cambio el ritmo de ágil, rápido, alegre y movido del dos por cuatro, al lento, melodioso y melancólico del cuatro por ocho. Esto fue a causa del desconocimiento técnico y la falta de métodos de ejecución de los primeros bandoneonístas de tango quienes no sabían música.

Más adelante hubo también cambios en cuanto a los compositores, ya no eran analfabetos musicales que tocaban lo que sentían y no tenían la posibilidad de estamparlo en una partitura si no era con la ayuda de alguien que supiera escribir y leer música, por no poseer ellos mismos esos conocimientos musicales. Ahora eran en su mayoría músicos que se habían dedicado a estudiar música, algunos solo habían podido adquirir los conocimientos básicos y elementales mientras que otros concurrieron a Academias Musicales y Conservatorios.

El piano dejó de ser solista y paso a integrar la agrupación junto al bandoneón, la guitarra, la flauta y el violín, formándose así un principio de Orquesta Típica.

Con el tiempo las orquestas típicas criollas fueron aumentando su cantidad de músicos, formando quintetos, sextetos o agrupaciones más numerosas y con músicos instruidos.

Las orquestas típicas solían conformarse por alrededor de cinco a diez músicos, a veces más, los cuales eran de dos a cinco violinistas, de dos a cuatro bandoneones, un piano, un contrabajo, un cantante, y en ocasiones una o dos guitarras e instrumentos como el violonchelo, el clarinete o la viola.

Pero la formación más estable fue el sexteto típico: dos violines, dos bandoneones, un contrabajo y un piano.


En este periodo denominado "de los sextetos típicos" fue cuando el tango se interpretó mejor. Comenzaron a surgir los solos instrumentales, las variaciones, las respuestas entre sus integrantes, los ligados y demás elementos que enriquecieron las interpretaciones.
La orquesta típica sentó sus bases a través del teatro. En estos actuaron orquestas que en su mayoría no llegaron a grabar, pero igualmente tuvieron mucho éxito.

También surgieron las grandes orquestas de tango como por ejemplo las orquestas de Juan Carlos Cobián y la de Francisco Canaro, que alcanzaron gran fama internacional.

Algunas orquestas como las de Osvaldo Fresedo, Horacio Salgany Carlos Di Sarli continuaban desarrollando el tango instrumental durante esas épocas.

En 1913 surgió la figura más emblemática del tango: Carlos Gardel, quien comenzó su carrera como payador cantando en bares de Buenos Aires, formó un dúo junto a José Razzano, el que duró hasta el año 1925 y con el que grabó su primer éxito "Mi noche triste", con letra de Pascual Contursi y música de Samuel Castriota, en 1917 vendiendo 100.000 copias, fue un éxito inmediato en los países latino-americanos. Y en el año 1928 durante una gira por Francia, llego a vender 70.000 copias de sus discos. Registro 770 temas musicales de los cuales 514 son tangos. Gran parte de su música fue compuesta por él, mientras que el poeta Alfredo Le Pera se encargaba de las letras. Se lo reconoce como el creador del tango-canción. Cantó en lugares importantes de todo el mundo, incluyendo Francia y Estados Unidos, donde filmó algunas películas. Murió en 1935, en un accidente de avión en la ciudad colombiana de Medellín.

En ese periodo de tiempo surgieron también grandes figuras del tango como por ejemplo Enrique Cadicamo, Enrique Santos Dicépolo, Tita Merello, Nelly Omar, Azucena Maizani, Libertad Lamarque, en otros, y también los considerados sucesores de Gardel luego de su muerte: Hugo del Carril, Agustín Magaldi e Ignacio Corsini.

En 1930 algunas letras habían adquirido un estilo dramático, hablando de la difícil situación que se vivía en esas épocas, Dicépolo y Cadicamo, expresan mejor que nadie esos momentos. La crisis también se sintió en Argentina y en la escena del tango, hasta que a finales de la década de 1930 Juan D`Arienzo conocido como "El rey del compás", logra revertir esa situación gracias a su estilo rítmico apresurado y alegre y su retorno al dos por cuatro, combinado con arreglos musicales modernos, que "llamaban a bailar". Los instrumentos en su orquesta, tocaban al unísono, sólo se podía distinguir algún compás suelto del piano conductor o algún contra-canto del violín.

En el periodo de 1920 a 1940 surge la llamada "Guardia Nueva" la que fue de gran importancia para el tango por su evolución en cuanto a su música, su poética, su interpretación y su ejecución. La guardia nueva se caracterizó entre otras cosas por sus músicos muy profesionales y de gran capacidad y calidad musical, que impulsaron un compás más firme y alentaron la aparición de solistas virtuosos y profesionales. La orquesta se convirtió en una agrupación de músicos que tocaban en conjunto pero que no impedía mostrar las virtudes individuales de cada uno. Entre los músicos que se destacaron de la Guardia Nueva se encontraban: Julio De Caro, Aníbal Troilo, Osvaldo Pugliese, Osmar Maderna, Ricardo Tanturi, Miguel Caló, José Basso, Francisco Rotundo, Alfredo Gobbi, Osvaldo Fresedo, Ángel D´Agostino y la orquesta de Enrique Francini y Armando Pontier.

Julio De Caro comenzó a escribir el tango en cuatro por ocho, en lugar de escribirlo en dos por cuatro, y el baile se adecuó al ritmo lento y se más tranquilo, casi caminando. De Caro se ocupo de embellecer la melodía mediante el acompañamiento armonizado del piano, los fraseos y las variaciones de los bandoneones, los contra-cantos del violín contrastando con el tema central y los solos de piano y bandoneón.

Osvaldo Fresedo, el bandoneonísta conocido como "El Pibe de la Paternal", perteneció a otra corriente diferente a la de Julio De Caro, una corriente "conservadora" con esquemas instrumentales de la Guardia Vieja, pero también influenciado por el jazz, introdujo nuevos instrumentos en la orquesta como por ejemplo el arpa, el vibrafón y la batería.

El famoso bandoneonísta Aníbal "Pichuco" Troilo fue otro gran evolucionista en el tango, destacó la importancia de la melodía y de las letras, ayudado por grande poetas en sus composiciones y también de muchos de los mayores cantantes para interpretarlas como por ejemplo: Fiorentino, Marino, Ruiz, Rivero, Rufino, Goyeneche, entre otros, y de músicos evolucionistas fundamentales para ejecutarlas.

El gran pianista y director de orquesta, Osvaldo Pugliese, apodado "El Santo del Tango" también fue uno de los exponentes de la Guardia Nueva, su estilo se consolido principalmente en la música instrumental, y es considerado fuerte y hasta violento.

Durante esta época se da también el triunfo del tango en Europa. El camino ya había sido preparado por figuras como Alfredo Gobbi durante la década de 1900. Este triunfo no fue de forma masiva y popular, como lo fue en Argentina durante la década de 1940; en Europa fue un éxito en la clase alta, la que frecuentaba locales reservados en los que el tango triunfa por ser una danza exótica, y se extiende hasta 1939 con el comienzo de la segunda guerra mundial.

Las agrupaciones de tango en Europa al igual que en Argentina solían presentarse en burdeles y cafés, pero también en teatros y otros lugares reconocidos.

España y Francia fueron los dos países en los que mayor éxito tuvo el tango, y la ciudad europea en la que más se vio dicho éxito, fue la ciudad de Paris. Allí se presentaban figuras como Alfredo Gobbi, Carlos Gardel, Eduardo Arolas, Eduardo Bianco, Francisco Canaro, los hermanos Spaventa, entre otros.

El tango y el cine
Aunque parezca extraño el cine comenzó a relacionarse con el tango (que es sonido) en la época del cine mudo. Pese a la carencia de sonido no fueron pocas las producciones que encararon la temática de la música urbana, ya sea a través de sus intérpretes, de sus autores, de sus bailarines o de sus orquestas más características.

Hubo varias obras cinematográficas en la época del cine mudo, como por ejemplo: El tango argentino dirigido por Enrique Py y producido por la casa Lepage. Su fecha de filmación no es precisa, se estima que fue filmada alrededor de 1901, pero lo que sí se sabe que fue la primera película que tubo al tango como temática. El filme llegó a ser exhibido en las cortes de Alfonso XIII y Víctor Manuel II, y hasta en el Vaticano. Presuntamente trataba de una escena de baile, completada con un hombre y una mujer u otro hombre.

En el año 1907 la casa Lepage vuelve a producir películas con temática de tango y para 1911 ya contaba con treinta y dos películas sobre este tema.. La duración de estos filmes no sobre pasaba los cuatro minutos. En todos los casos el o los interpretes grababan el disco, y escuchándose gesticulaban ante la cámara, pero la sincronización no era para nada aceptable. Todos estos filmes fueron dirigidos por Enrique Py, quien estaba siempre al tanto de las novedades cinematográficas a través de los continuos viajes a Francia que realizaba. Estas grabaciones se hicieron tanto en el Teatro San Martín, como en la terraza de la misma casa Lapage.

Con el cine mudo debutó actuando Carlos Gardel con la película "Flor de durazno"de 1917.

Ya para la época del cine sonoro, la primer película argentina con sonido y también primer el primer éxito cinematográfico argentino, fue la película ¡Tango!, de Luis J. Moglia Barth, filmada en 1932 y estrenada el 27 de abril de 1933. Una de las actrices de esta película fue la famosa Tita Merello.

Hubo también otros títulos importantes como, "Los tres berretines", "Dancing", "Ídolos de la Radio", "Adiós, mi Buenos Aires", etc.
Desde 1931 hasta 1936 Carlos Gardel filmó un total de nueve películas, todas producidas por la compañía estadounidense Paramount Pictures, estas fueron: "Las luces de Buenos Aires", "Andanzas de un criollo en España" o "Espérame", "La casa es seria", "Melodía del Arrabal", "Cuesta abajo", "El tango de Broadway", "Cazadores de estrellas", "El día que me quieras" y "Tango bar".

Hubo también otros personajes del tango que hicieron películas, como por ejemplo Hugo del Carril, quien fue actor, productor, guionista y músico de varias películas; Susana Rinaldi, Horacio Salgán, Ada Falcón, Libertad Lamarque, y muchos otros.

Carlos Gardel: El Zorzal Criollo

La época de oro del tango
La época de 1940 al 1950 es considerada la "época de oro del tango", por varias razones como por ejemplo la de que fue la época en que hubo mayor cantidad de interpretes de tango, y de músicos de gran calidad; ninguna ciudad del mundo tubo tanta cantidad de orquestas en activo como la ciudad de Buenos Aires en la década de 1940, en la que actuaban alrededor de 200 orquestas; se había acabado la época de las improvisaciones y de los músicos de oído, había muchísima competencia y por lo tanto a las orquestas solo ingresaban los músicos más calificados; Hubo gran cantidad y calidad de las composiciones, en esa época se compusieron más tangos que en cualquiera de los años anteriores, grandes poetas se juntaron con músicos inspirados y muy capaces, y lograron composiciones muy prodigiosas y adelantadas a su época; proliferaron los bailes; se le dio un gran soporte de parte de los medios de comunicación que le daba mucha difusión de manera constante, por ejemplo en 1942 había alrededor de veinte radios capitalinas privadas y treinta y siete estaciones de onda media del interior que dedicaron sus transmisiones al tango y apenas incluían un 9,82% de música grabada; y en el cine nacional el tango casi siempre es protagonista, etc.

En la época de oro, el tango también se interpretaba en los más lujosos locales nocturnos, y también se tocaba mucho en cafés constantemente la gente por unos pocos centavos iba a tomar café y a escuchar el tango que allí se interpretaba, en los cafés no se bailaba, solo se escuchaba a los diferentes conjuntos que se iban cambiando a lo largo del día; las orquestas tocaban alrededor de media hora y descansaban otra media hora, este intervalo no solo permitía la renovación del publico sino que también el cobro del servicio. Los conjuntos eran presentados por animadores que en algunos casos lograron así su pasaporte a la radio, la locución y la fama, tales son los casos de: Julio Jorge Nelson, Roberto Gonzáles Rivero, Hernán Biancotti, Ángel Rojas y Jorge Fontana. Otros de estos animadores derivaron su labor al comentario especifico. El publico escribía en servilletas los nombres de algunos temas que querían escuchar para pedirle a la orquesta que los tocara y el mozo le llevaba estos pedidos a los directores de en una bandeja; Este era un recurso utilizado por los directores de orquesta para saber cuales eran las piezas que más le gustaban al publico, luego esas piezas pasaban a la radio y después al disco, lo que es un sistema contrario al actual en el que la fama de la música nace en el disco, pasa a la radio y muere en el público.
Las confiterías en cambio eran diferentes a los cafés, las había bailables y no bailables, eran más amplias, estaban mejor decoradas y las orquestas típicas compartían el lugar con conjuntos de Jazz.

Clubes sociales y de fútbol también organizaban veladas danzantes todos los fines de semana en las que también se presentaban las Orquestas Típicas.

Pero los verdaderos pilares para los conjuntos de tango fueron los cabarets, que estaban ubicados en su mayoría en el centro de Buenos Aires, estos contaban con una clientela fija e hicieron que muchas figuras puedan trascender.
Para el año 1943 los precios de las entradas para la presentación de una Orquesta de tango eran de alrededor de $2 para los invitados y de $0,50 para las damas.

Los clubes competían con los teatros céntricos como el Teatro Maipo, el Teatro Avellaneda, el Teatro Politeama y el Teatro Blanca Podestá antiguamente llamado Teatro Smart, que también abrían sus puertas y retiraban sus butacas para brindar un espacio para bailar y organizaban concursos carnavalescos. Tenia tanto auge el tema que diarios como El Mundo llegaban a publicar seis páginas con avisos referidos a las fiestas de carnaval.
-->
El nivel de grabaciones lanzadas al mercado por las distintas casas grabadoras, superaba como promedio los tres discos diarios. Hubo un importante incremento en las ventas de discos, donde despegaron compitiendo Odeon y Victor. Cuando un artista grababa un éxito inmediatamente el otro salía con el mismo tema a la venta. La discográfica se convirtió en una importante industria nacional. En las casas vendedoras de discos, la juventud podía llegar a pasar dos o tres horas escuchando discos en las cabinas preparadas al efecto.
Se dice sin exagerar, en esa época el tango se podía escuchar en cualquier esquina de la ciudad de Buenos Aires.

Todo este gran auge del tango durante esta época es lo que hace que se la reconozca como la "edad dorada del tango"

Años cincuenta: problemas para el tango
En la década del cincuenta ocurrieron varios sucesos ajenos al tango que les trajeron problemas a las orquestas e interpretes de tango, estos fueron por ejemplo:
El proceso político- social impuso el cumplimiento de muchas leyes que estaban sancionadas pero no se cumplían, estas protegían los derechos del obrero y el empleado; a ello hay que agregar la inflación desatada, después de 1945, al fracasar la política de estatización y el liberalismo impuesto por las autoridades militares que asumieron; la que consumió las reservas y que escapó a todo control a pesar de los esfuerzos realizados, salvo en pequeños periodos en los que más o menos se atenuó el azote pero luego sobre vino la caída. Esto provoco la desaparición de los cabarets del alto y del bajo.

También comenzaron a tener éxito en el mercado argentino músicas extranjeras, como por ejemplo las músicas centro-americanas y el jazz, que gracias al cine de esos años fueron introduciéndose en los gustos del publico argentino de esos momentos, influyendo negativamente en el tango.

No solo las músicas extranjeras causaron problemas en el mercado del tango, también el auge del folclore entre los años cincuenta y dos y cincuenta y cuatro, hizo que el numero de placas vendidas de folclore supere o iguale al numero de placas de tango vendidas en el país.
Todo esto obligó a la mayoría de las grandes orquestas a reducir su personal, dejando a muchos músicos y cantores sin trabajo.
También se elimina el tango de algunos locales tradicionales cambiándolo por otros estilos musicales.
Todo esta situación problemática obliga a cerrar sus puertas a lugares como Ruca, Marzzoto, Richmond de Suipacha, Germinal, Nacional, Tango Bar, entre los más renombrados.
Para poder subsistir algunos directores de orquestas de tango se ven obligados a dirigir pequeños conjuntos musicales para ganar dinero, de igual manera los músicos que quedaron sin empleo tuvieron que formar pequeños grupos como tríos, cuartetos o quintetos.

Otro elemento que trajo problemas a la escena del tango fue la aparición de los disc-jokeys quienes pasaban música grabada animando audiciones radiales y en ocasiones presentaciones en vivo, en lugares como clubes, salones, confiterías o bailes barriales, etc.
A pesar de esta problemática situación para el tango, no disminuyeron las agrupaciones de tango, si bien la mayoría de las grandes orquestas de alrededor de quince integrantes se disolvieron, aumento la cantidad de pequeños grupos musicales.

También surgió la modalidad de mantener las grandes orquestas, para presentaciones publicas, convocando a músicos necesitados, pero dejados en libertad luego de que el contrato halla finalizado y tales presentaciones estuviesen efectuadas.
Los pequeños grupos subsistentes para permanecer en el mercado del tango y en el gusto popular intentaron innovar, recreando viejas partituras o inventando nuevas, lo que poco a poco los fue alejando de la tradición y el sentir popular.

A pesar de la crisis que se vivía en el tango, algunos cantores lograron perdurar en las orquestas, algunos ejemplos fueron los casos de Jorge Sobral, Héctor Mauré, Raúl Berón, Edmundo Rivero, Alberto Marino, Roberto Goyeneche, Floreal Ruiz, Miguel Montero y Julio Sosa, entre otros, este ultimo fue el ultimo cantor de tango que convocó multitudes, fue considerado una de las voces más importantes que tuvo el tango en la segunda mitad de los años cincuenta y principios de los sesenta.

Años sesenta y setenta
Desde fines de los años cincuenta, comienzan a surgir otras nuevas corrientes renovadoras del tango, a los que se le llamo "la vanguardia", fue una serie de conjuntos e interpretes que se alejaron de lo que fue clásico en el tango, no sólo en lo que hace a obras y formas de instrumentación, sino también a los mismos instrumentos.

Músicos como Mariano Mores y Aníbal Troilo comenzaron a experimentar con nuevas sonoridades y temáticas. Pero el más reconocido innovador fue el bandoneonísta Ástor Piazzola, uno de lo músicos argentinos más importantes de la mitad del siglo XX.

Ástor Pantaleón Piazzola nació en la ciudad de Mar del Plata pero pasó su infancia entre la ciudad de Buenos Aires y la ciudad estadounidense de New York, donde comenzó a estudiar música a la edad de nueve años y continuo sus estudios musicales en Buenos Aires. En 1952 gana una beca del gobierno francés para estudiar con Nadia Boulanger, quien lo incentivó a seguir su propio estilo. En su juventud Piazzola realizó arreglos orquestales para Aníbal Troilo, y comenzó a hacer innovaciones en el tango en cuanto al timbre, el ritmo y la armonía, por lo que fue criticado por los músicos tangueros de la Guaria Vieja, quienes lo consideraban el "asesino del tango", diciendo que su música no era tango, a lo que él respondió que su música era música contemporánea de Buenos Aires.

Al principio Ástor Piazzola fue muy atacado por la critica, y su música no se pasaba por las radios. Las compañías discográficas no se atrevían a editar su música y fue catalogado como un snob, irrespetuoso y enemigo del tango que componía música híbrida y disonante.
Piazzola produjo en el tango una transformación radical, introduciendo disonancia y ritmos fuertes y nerviosos.

En el año 1969 junto al poeta uruguayo Horacio Ferrer compone un tango-balada titulado "Balada para un loco", cantado por Amelia Baltar, esta canción produjo un alboroto que llevó a los organizadores del Festival de la Canción en Buenos Aires, (donde la canción fue estrenada), a cambiar las reglas para evitar que esta ganara. Pese a esa situación la canción fue un éxito en ventas, a un nivel que el tango no había alcanzado hace años.

Piazzola hizo un gran aporte instrumental para la renovación del tango, con su octeto que contenía instrumentos hasta ese entonces totalmente ajenos al tango como la guitarra eléctrica, el bajo eléctrico, el teclado eléctrico, el sintetizador, la batería y el saxofón. Realizo también una innovadora fusión entre el tango y el jazz con el saxofonista estadounidense Gerry Mulligan en el año 1974, y fue de influencia para el sub-genero del rock nacional argentino.

Durante esta época surgieron también otros autores e intérpretes de gran importancia como Eladia Blázquez Chico Novarro, Cacho Castaña, el Sexteto Tango, el octeto coral Buenos Aires 8, Osvaldo Berlingieri, Ernesto Baffa, Susana Rinaldi, Atilio Stampone, Rodolfo Mederos, etc.

Las décadas de 1980, 1990, y 2000
A partir de la década de 1980 el tango entró en una gran decadencia, perdió gran parte de su audiencia y las orquestas típicas ya casi habían desaparecido, algunos de los músicos de tango que todavía seguían en carrera se alejaron mucho del tango clásico debido a las fusiones con otros ritmos como el rock and roll, el bolero, el jazz y la música electrónica. También durante esa época fallecen varios de los grandes músicos de tango como Hugo del Carril, Osvaldo Fresedo, Ástor Piazzola, Rosita Melo, Rosita Quiroga, Edmundo Rivero, Homero Expósito y Alberto Marino.

Sin embargo una parte de la juventud de la época redescubre el tango como música y danza. Surgen así nuevas bandas de tango como Bajofondo Tango Club, Idealtango, Gotan Project y Tanghetto, que influidas por la música electrónica crean el sub-género del "electrotango", el género de tango-fusión actualmente con mayor éxito.

Ejemplos de tango-jazz son los trabajos realizados por el pianista Adrián Iaies, el contrabajista Pablo Aslan, o el saxofonista Miguel De Caro, entre otros.

Además existe Músicos de rock como Daniel Melingo, Javier Calamaro y Rodolfo Gorosito, que volcaron sus trabajos hacia el tango. Además de las muchas nuevas orquestas integradas por gente joven que experimenta de diferentes maneras en la música del tango.

En cuanto al baile se ha llegado a un nivel de popularidad muy grande a nivel mundial. Desde el año 2002 se comenzó a hacer un campeonato mundial de danza de tango, en el que compiten varias parejas de bailarines de diferentes países del mundo en las categorías de Tango Salón, y Tango Escenario. Durante el desarrollo del evento el público también puede disfrutar de milongas, exhibiciones, clases temáticas gratuitas, espectáculos de baile, etc.

En el año 2009, por iniciativa de Argentina y Uruguay, el tango fue incluido junto con el candombe, a la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la humanidad, después de varios meses de análisis, por el Comité Intergubernamental de Patrimonios Intangibles perteneciente a la UNESCO.

A pesar de que el tango en sus ultimas décadas ya no es lo que fue anteriormente, nunca a muerto, siempre estuvo en mayor o menor medida presente entre la gente rioplatense. Hoy existen muchos jóvenes interesados en este género que buscan innovar o volver a las raíces.

Conclusión
El tango es una manifestación cultural muy fuerte, que ha logrado sobrevivir al paso del tiempo, al rechazo social, al desplazamiento por parte de nuevas y extranjeras músicas, etc.
Estuvo presente en la danza, en la música, en la poesía, en el cine, y hasta en el arte plástico.
Se formó a partir de las influencias de diferentes ritmos locales y extranjeros, con el espíritu de la gente de los arrabales de la zona del Río de la Plata. Representó a varios personajes urbanos, pero también a la gente de campo y a los inmigrantes, quienes en conjunto fueron sus creadores. Fue emblema de dos países: Argentina y Uruguay, los que lo llevaron a lo largo de más de cien años de historia a consagrarse a nivel mundial y hasta a convertirse en Patrimonio Cultural Inmaterial de la humanidad.
Fue la música que lanzó a la fama a figuras internacionalmente reconocidas como Carlos Gardel y Ástor Piazzola. Su danza llegó a ser bailada en todo el mundo y a gozar de gran prestigio.
A lo largo de la historia fue interpretado por grupos pequeños como dúos y tríos inicialmente, y por grandes agrupaciones como las Orquestas Típicas que gran éxito tuvieron durante la primera mitad de la primera mitad del siglo XX.
Atravesó varios vaivenes a lo largo de su historia, comenzó siendo la música de las clases bajas, triunfó en Europa, llego a las clases altas, tubo su época de gran auge seguida de su decadencia, tuvo diferentes cambios y se fusionó con otras músicas, para seguir sobreviviendo.
Este trabajo intentó reunir todos los aspectos que componen a este gran fenómeno cultural llamado tango, a través de su historia y de la descripción de sus características más importantes.

Fuentes
Tango: 1880-1980, 100 Años de historia. Volumen. I. © Editorial Perfil S.A. Buenos Aires, Argentina, Abril de 1992.
Tango: 1880-1980, 100 Años de historia. Volumen. II. © Editorial Perfil S.A. Buenos Aires, Argentina, Abril de 1992.
Horacio Salas, El Tango, © Emecé Argentina S.A., Buenos Aires, Argentina, Mayo de 2004
Andrés Carretero, Breve Historia del Tango, Libro Virtual.
http://buscon.rae.es/draeI/
http://www.antiquesboedo.com.ar/EL%20BAILE%20DEL%20TANGO.htm
http://www.surdelsur.com/musica/tango/tango_argentino.htm
http://www.esto.es/tango/espanol/historia.htm
http://www.lahistoriadeltango.com/index.php?id=2
http://es.wikipedia.org/wiki/Tango


Austral Obras Maestras del Hombre y la Naturaleza
Publicar un comentario

Entradas populares